Vive la maravilla de conocer y sentir tu cuerpo

«Lilith sonrió de alegría. Sentía la Flor de la Vida latiendo dentro sí y, como un tambor que marca los pasos de baile, la empujó a ponerse de pie, a danzar y agitar caderas y manos al rit­mo de la vida.»

El tesoro de Lilith

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: